Sin categoría

Amenorrea

La amenorrea es la ausencia de menstruación (uno o más períodos menstruales ausentes). Las mujeres con un mínimo de tres períodos menstruales ausentes seguidos tienen amenorrea, así como las niñas que no comenzaron a menstruar a los 15 años.
La causa más frecuente de amenorrea es el embarazo. Otras causas de amenorrea comprenden problemas en los órganos genitales o en las glándulas que ayudan a regular los niveles hormonales. El tratamiento de la afección de fondo con frecuencia resuelve la amenorrea.
Síntomas
El principal signo de la amenorrea es la ausencia de períodos menstruales. Según la causa de la amenorrea, podrías experimentar otros signos y síntomas junto con la ausencia de períodos menstruales, como los siguientes:
Secreción de leche por el pezón
Caída del cabello
Dolor de cabeza
Cambios en la visión
Vello facial excesivo
Dolor pélvico
Acné
Cuándo consultar al médico
Consulta con tu médico si no has tenido al menos tres períodos menstruales consecutivos o si nunca tuviste un período menstrual y tienes 15 años o más.
Causas

Órganos reproductores femeninos
Aparato reproductor femenino
La amenorrea puede producirse por diversas razones. Algunas son normales en el transcurso de la vida de una mujer, mientras que otras pueden ser un efecto secundario de un medicamento o un signo de un problema médico.
Amenorrea natural
Durante el transcurso normal de la vida, es posible que tengas amenorreas por razones naturales, tales como:
Embarazo
Amamantamiento
Menopausia
Anticonceptivos orales
Algunas mujeres que toman píldoras anticonceptivas pueden no tener períodos menstruales. Incluso luego de dejar de tomar anticonceptivos orales, puede pasar un tiempo antes de que la ovulación y la menstruación regulares regresen. Los anticonceptivos que se inyectan o implantan y algunos tipos de dispositivos intrauterinos también pueden causar amenorrea.
Medicamentos
Determinados medicamentos pueden hacer que los períodos menstruales se detengan; entre ellos, se cuentan algunos tipos de:
Antipsicóticos
Quimioterapia para el tratamiento del cáncer
Antidepresivos
Medicación para la presión arterial
Antialérgicos
Factores relacionados con el estilo de vida
A veces, los factores relacionados con el estilo de vida contribuyen a la amenorrea, por ejemplo:
Peso corporal bajo. El peso corporal excesivamente bajo (de alrededor del 10 por ciento por debajo del peso normal) interrumpe muchas funciones hormonales del cuerpo, lo que puede hacer que la ovulación se detenga. Las mujeres que sufren un trastorno de la alimentación, como anorexia o bulimia, generalmente dejan de menstruar debido a estos cambios anormales de hormonas.
Ejercicio excesivo. A las mujeres que participan en actividades que implican un entrenamiento riguroso, como el ballet, se les puede interrumpir el ciclo menstrual. Diversos factores, como el estrés, un nivel bajo de grasa corporal y un gasto energético alto se combinan para contribuir a la ausencia de menstruación en las deportistas.
Estrés. El estrés mental puede alterar temporalmente el funcionamiento del hipotálamo, una parte del cerebro encargada de controlar las hormonas que regulan el ciclo menstrual. En consecuencia, la ovulación y la menstruación pueden suspenderse. Los períodos menstruales regulares generalmente vuelven luego de que el estrés disminuye.
Desequilibrio hormonal
Muchos tipos de problemas médicos pueden causar un desequilibrio hormonal, entre ellos:
Síndrome de ovario poliquístico. El síndrome de ovario poliquístico produce niveles de hormonas relativamente altos y sostenidos, a diferencia de los niveles fluctuantes de un ciclo menstrual normal.
Insuficiencia tiroidea. Una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) o hipoactiva (hipotiroidismo) puede causar irregularidades menstruales como la amenorrea.
Tumor hipofisario. Un tumor no canceroso (benigno) en la hipófisis puede interferir en la regulación hormonal de la menstruación.
Menopausia prematura. La menopausia generalmente empieza alrededor de los 50 años. Sin embargo, en algunas mujeres, el suministro ovárico de óvulos disminuye antes de los 40 años y la menstruación se detiene.
Problemas estructurales
Diversos problemas en los órganos sexuales también pueden provocar amenorrea. Por ejemplo:
Cicatrices uterinas. El síndrome de Asherman, una enfermedad por la que se forma tejido cicatricial en el revestimiento del útero, a veces puede presentarse luego de una dilatación y legrado, una cesárea o un tratamiento por fibromas uterinos. Las cicatrices uterinas impiden que el revestimiento uterino se desarrolle y se desprenda con normalidad.
Ausencia de órganos genitales. A veces, surgen problemas durante el desarrollo fetal que llevan a que una niña nazca sin alguna parte importante del aparato reproductor, como el útero, el cuello uterino o la vagina. Debido a que el aparato reproductor no se desarrolló normalmente, no tendrá ciclos menstruales.
Anomalía estructural de la vagina. Una obstrucción de la vagina puede impedir que se manifieste el sangrado menstrual. La vagina puede tener una membrana o pared que bloquee el flujo de sangre desde el útero y el cuello uterino.
Play VideoTranscript
Factores de riesgo
Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de amenorrea son los siguientes:
Antecedentes familiares. Si otras mujeres en tu familia han tenido amenorrea, puedes haber heredado una predisposición para el problema.
Trastornos de la alimentación. Si tienes un trastorno de la alimentación, como anorexia o bulimia, el riesgo de que manifiestes amenorrea es más alto.
Entrenamiento atlético. Un entrenamiento deportivo riguroso puede aumentar el riesgo de padecer amenorrea.
Complicaciones
Las complicaciones de la amenorrea pueden ser las siguientes:
Esterilidad. Si no ovulas ni tienes períodos menstruales, no puedes quedar embarazada.
Osteoporosis. Si la causa de la amenorrea es un bajo nivel de estrógeno, es posible que también corras el riesgo de tener osteoporosis, un debilitamiento de los huesos.