Salud

CUIDADOS EN LA SALUD DE UN NIÑO




 

Cuando pensamos en mantener nuestra salud, pensamos en cómo mantenernos sanos para tener una buena vida laboral, o en cómo cuidar a nuestros adultos mayores. No obstante, los niños también se enferman y requieren de cuidados que muchas veces no tenemos tan en cuenta, pero que nos podrían ayudar a prevenir muchos problemas. Por ello,  te contamos sobre el cuidado de la salud infantil.
 
Tras el nacimiento y durante toda la niñez
Las inmunizaciones o vacunas ayudan a proteger a tu hijo contra las enfermedades. También ayudan a reducir la propagación de una enfermedad a otras personas y a prevenir las epidemias. La mayoría se administran como inyecciones y casi todas tienen un calendario de administración y dosis.
 
Conoce más detalles sobre las inmunizaciones o vacunas
 
 
 
Seguridad y protección en el hogar y en el entorno
 
Mantener un hogar y un entorno seguros y bien protegido ayudarán a tu niño a que se desarrolle sano y saludable y a ti a criarlo sin sobresaltos. Una serie de pequeños hábitos, rutinas o sugerencias harán que la crianza de tus hijos sea mucho más llevadera.
 
Nutrición
 
Lo que comen tus hijos es muy importante para su salud, ya que los nutrientes son fundamentales en el funcionamiento de los órganos del cuerpo. Por ello, debes procurar que tus niños consuman alimentos de todos los grupos alimenticios, aunque puede pasar que no les agraden… En ese caso, puedes ingeniártelas para prepararlos de ricas maneras, o puedes reemplazarlos por otras comidas igual de nutritivas.
 
También debes regular el consumo de dulces y golosinas que tienen tus hijos, ya que pueden afectar su salud dental y gastrointestinal, además de promover la obesidad, si se consumen en exceso. Si quieres conocer más de cómo alimentar sanamente a tus hijos, te invitamos a leer este artículo.
 
cuidados de la salud infantil3.jpg
 
Visita al pediatra
 
Los niños deben realizar visitas periódicas a su pediatra, ya que se debe ir controlando su desarrollo, así como necesitan recibir vacunas según su edad. Además, es importante que te preocupes de tener horarios adecuados para que tus hijos puedan dormir 9 horas diarias, pues esto es muy importante para su salud física y mental.
 
Cuida la higiene
 
 
 
La higiene es fundamental a toda edad, pero en los niños puede ayudar a prevenir muchas enfermedades, como problemas digestivos, resfriados, alteraciones dermatológicas, etc. Por ello, debes enseñarle a tu hijo hábitos de higiene, como lavarse las manos frecuentemente, lavarse los dientes después de cada comida y aprender que bañarse es agradable y divertido.
 
Visita al pediatra
 
Los niños deben realizar visitas periódicas a su pediatra, ya que se debe ir controlando su desarrollo, así como necesitan recibir vacunas según su edad. Además, es importante que te preocupes de tener horarios adecuados para que tus hijos puedan dormir 9 horas diarias, pues esto es muy importante para su salud física y mental.
 
Cuida la higiene
 
La higiene es fundamental a toda edad, pero en los niños puede ayudar a prevenir muchas enfermedades, como problemas digestivos, resfriados, alteraciones dermatológicas, etc. Por ello, debes enseñarle a tu hijo hábitos de higiene, como lavarse las manos frecuentemente, lavarse los dientes después de cada comida y aprender que bañarse es agradable y divertido.
 
Quemadura
Las quemaduras suelen doler bastante y asustar a los niños. Enfriar la quemadura y calmar el dolor es lo primero que debe hacerse al atender la quemadura en la piel de un niño. Descubre qué otras cosas puedes hacer para curar una quemadura a tu hijo.
 
Prevención contra la caries infantil
Para evitar caries precoces en los molares definitivos de los niños, es habitual sellar las grietas del centro interior de las muelas con material de empaste. De este modo, las bacterias no pueden dañar el esmalte de las muelas
 
 
Las enfermedades infantiles
Las más comunes son las infecciones, que se caracterizan por su rápida transmisión de un niño a otro por vía oral y que están producidas por virus o bacterias. Las más frecuentes son lasinfecciones respiratorias y lasenfermedades diarreicas, que afectan al estómago.
La mayor parte de las infecciones víricas se previenen, actualmente, gracias a la vacunación. La aplicación de vacunas constituye la medida de prevención más efectiva contra algunas enfermedades graves de la infancia como la poliomelitis, tuberculosis, difteria, tos ferina, tétanos ysarampión.
Las vacunas actúan reforzando las defensas del niño. Por ello, los padres deben ser conscientes de la necesidad de vacunar a sus hijos y disponer de la información suficiente sobre cuántas y cuáles son las vacunas que deben recibir sus hijos y dónde deben ponérselas